crítica a la exposición de irene de andrés, babelia, el país

El título de la muestra de Irene de Andrés (Ibiza, 1986) es una premisa tan falsa como las pinturas rupestres que decoraban la entrada de la discoteca Festival Club de Ibiza. En Donde nada ocurre pasan muchas cosas, entre otras, una revisión de la corriente romántica de la glorificación de la ruina. En lugar de vestigios de templos griegos, la artista despliega una enorme variedad disciplinar y estilística para adentrarse en el ocaso de la cultura de club ibicenca. Desde fotografía, grabado, maquetas, merchandising, material encontrado —como vinilos de DJ rotos— hasta sondeos geotécnicos. Lo que queda de Festival Club, Idea, Heaven, Glory’s y Toro Mar son igualmente restos de civilizaciones superiores: al menos, en el arte del subiduqui.

https://elpais.com/cultura/2019/08/02/babelia/1564754355_835763.html